Entradas

El polipropileno se une a la lucha contra incendios

¿Es posible utilizar el plástico como material eficiente contra incendios? En Aquatherm han respondido con un sonoro sí al poner en el mercado su gama Red Pipe. Las tuberías de este sistema son de polipropileno copolímero random (PPR) con una capa intermedia de fibra de vidrio, de color rojo y con una franja longitudinal verde. El resultado de este compuesto ha desembocado en la certificación “UNE EN 13501-1, B s1, d0,” que le otorga una resistencia media al fuego.

Las instalaciones, que se pueden colocar en cualquier zona que no represente un riesgo alto de carga de fuego, se complementan con rociadores automáticos y bocas de agua. La homologación se otorga al lograr la infraestructura una resistencia capaz al fuego directo durante al menos 120 minutos. Para lograrlo, se han valido de una relación diámetro-espesor tan sólo 11 veces menor.

El prolipropileno cuenta con más ventajas para la instalación

La utilización de este tipo de plástico frente al tradicional acero tiene una serie de ventajas de indudable calado. Entre ellas, está la facilidad de instalación que ofrece el material, mucho más ligero y manejable, que se monta mediante termofusión. La vida útil del sistema es de unos 50 años, viendo también reducidas sus labores de mantenimiento al evitar la corrosión y el óxido. La propia naturaleza del compuesto le hace tener un bajo coeficiente de rugosidad y, por lo tanto, reduce las pérdidas de presión. Tampoco necesita acoplamientos desmontables ni ser pintada, ya que el rojo es su color de origen.

Si bien es cierto que a corto plazo supone una inversión mayor en cuanto a material se refiere, los costes de instalación y mantenimiento se ven increíblemente reducidos. Sin duda el PPR supone una opción más que reseñable a la hora de elegir la mejor opción en tu instalación contraincendios.

Tuberías plásticas: tipos y usos

Que las tuberías plásticas sustituirán a las tradicionales de metal es una máxima que se viene repitiendo desde hace varias décadas. La toxicidad de algunos metales, como el plomo, unida al elevado precio que tienen y su poca manejabilidad, deja entrever un cambio paulatino de material. Siendo el cobre y el acero los últimos resistentes de este grupo,  el primero por su manejabilidad y el segundo por su resistencia mecánica, su utilización desciende drásticamente en las nuevas construcciones en favor de los otros pero  ¿Qué plásticos hay y para qué sirven?

Vamos a distinguir diferentes tipos de material, separando sus características y funcionalidad. Así, podemos encontrar Polibutileno, Polipropileno, Polietileno, Polietileno reticulado y multicapa. Una de las primeras ventajas que tienen este tipo de composiciones frente a las tradicionales es su bajo coste económico. Si lo sumamos a la gran manejabilidad que poseen y a su resistencia a la corrosión tendremos, efectivamente, unos firmes candidatos a sustituir a los metales.

Tipos de tuberías plásticas

Polibutileno (PB). Idóneo para el sector de agua potable, agua sanitaria y calefacción, distinguiéndose por su gran flexibilidad, su elevada resistencia al calor, su baja deformación y por su menor dilatación térmica lineal. Gracias a sus propiedades termoplásticas y sus características físicas químicas, el PB se puede ensamblar mediante soldadura o de una manera más sencilla, utilizando racores de compresión. Su aplicación en el mercado se centra principalmente en tuberías para la canalización de agua fría, caliente y calefacción.

Polipropileno.  El Polipropileno puede utilizarse tanto para ACS como para calefacción. La unión de la tubería con los accesorios se realiza por termofusión,  por lo que se convierte en un material de que requiere de herramientas específicas para su montaje. Su gran ventaja es que no presenta uniones mecánicas, muy propensas a sufrir fugas de agua con el paso del tiempo, debido a las dilataciones y contracciones de los materiales.

Polietileno (PE). Por su baja resistencia al calor, el PE solo puede utilizarse para los conductos de agua fría. Su aplicación principal es en la distribución urbana enterrada de gas y agua; y para la evacuación de aguas residuales. Está fabricado por polimerización, sin que se produzca disociación de otros materiales y por lo tanto es soldable.

Polietileno Reticulado (PE-X). Posee una resistencia elevada al calor y un excelente comportamiento a la deformación con el paso del tiempo. El PE-X es apropiado como material de conducción de agua potable caliente bajo presión. No puede ser soldado pero se ensambla con racores de compresión, permitiendo una estanqueidad adecuada.

Tubo Multicapa (MC). La tubería multicapa combina termoplástico con aluminio, siendo los termoplásticos más utilizados el PE-RT (polietileno de alta resistencia térmica) y el PE-X, los cuales son extruidos con una resina natural para formar la primera capa que es la que determina el diámetro interior. Esta primera capa se une con un tubo de aluminio y se añade una capa de termoplástico por el exterior. Se utiliza en la instalación de sistemas de agua fría y caliente, y para usos médicos como puede ser el suministro de oxígeno. La tubería multicapa puede ser de los siguientes tipos PE-X/AL/PE o PE-RT/AL/PE.