Entradas

SANIGRIF THISA celebra su II Feria del Instalador

SANIGRIF THISA empresa perteneciente al grupo Saint-Gobain, especializada en la distribución de productos de Fontanería, Sanitario, Calefacción y Climatización, ha celebrado su II Feria del Instalador en su almacén de Getafe (C/Helena Rubinstein, 2).

Al evento, celebrado el día 1 de junio, asistieron más de 750 personas, entre clientes y proveedores.

La feria contó con la presencia de 38 proveedores y marcas, entre los que se encontraban los principales fabricantes del sector de la Fontanería, Sanitario, Calefacción y Climatización, así como Agremia, la Asociación de Empresas del Sector de las Instalaciones y la Energía.

Durante el evento, tuvo lugar una degustación de catering y de paella, y, como colofón, se sortearon numerosos regalos, entre los que destacan tablets, televisiones, móviles, relojes y estancias en Paradores.

Sin duda, un día inolvidable en el que SANIGRIF THISA reforzó su compromiso de ofrecer las mejores soluciones en Fontanería, Sanitario, Calefacción y Climatización, sin olvidar las mejores herramientas, manteniendo su objetivo de ser el almacén preferido de los profesionales más exigentes.

SANIGRIF THISA es una filial del grupo Saint-Gobain, número uno en distribución de materiales de construcción para profesionales en Europa. Sanigrif dispone ya de 19 almacenes: 10 en Madrid y 9 en Levante, con 58.000 referencias disponibles, así como 5 exposiciones de Cerámica, Baño y Cocina.

Feria del Instalador 2017 en Sanigrif Getafe

Si eres instalador o fontanero de la Comunidad de Madrid, ¡estás más que invitado a la Feria del Instalador! El evento tendrá lugar el próximo jueves 1 de junio entre las 11:00 y las 19:00h en nuestro almacén de Sanigrif en Getafe, situado en la calle Helena Rubiestein, número 2 (polígono industrial El Lomo).

Debido al éxito de asistentes que tuvo la primera edición de la Feria del Instalador, con más de 400 participantes, hemos organizado una segunda edición para que nuestros clientes puedan conocer de primera mano los productos de los principales fabricantes, que son a la vez nuestros proveedores. En esta edición acudirán más de 30 proveedores de marcas líderes de los sectores de la fontanería, sanitarios, calefacción, climatización, piscinas y herramientas. Entre ellos estarán Baxi, Válvulas Arco, Daikin, Roca y Rothenberger. ¿Te lo vas a perder?

La instalación es un sector muy desarrollado, que busca adaptarse a las circunstancias para mejorar nuestro nivel de vida y aumentar nuestra sensación de confort. Es un área donde la tecnología es imprescindible para poder modernizar los productos y así adaptarse a las necesidades que van surgiendo.

En un solo día y en un único espacio con la Feria del Instalador, diseñada para profesionales como tú, podrás conocer las últimas novedades del sector para ofrecer un servicio actualizado a tus clientes. La consecuencia directa como profesional es ser más competitivo y actualizar los conocimientos de un sector tan cambiante como es el de la instalación.

Si nos visitas, además de aprender más sobre los productos de nuestros proveedores y sus novedades, podrás participar en el sorteo que tendrá lugar a las 16:30h. ¿Quién puede participar? Todos los asistentes que se hayan inscrito a la entrada del evento. ¡No lo pienses más! ¡Te esperamos este jueves 1 de junio en la Feria del instalador!

CÓMO SE OBTIENE EL AGUA CALIENTE SANITARIA

El Agua Caliente Sanitaria (ACS) se ha convertido en un requisito fundamental para muchos hogares e incluso en un servicio básico e indispensable en muchos países. Existen tres sistemas principales para obtener agua caliente sanitaria que se clasifican según la manera en la que calientan esa agua y que serían las siguientes: instantáneos, por acumulación y de producción mixta.

Dentro del sistema de producción de agua caliente instantánea se incluyen los calentadores eléctricos o de gas y la caldera mural entre otros. Este tipo de sistema no tiene capacidad de almacenamiento de agua caliente, por lo que actúa bajo la demanda del usuario. Este sistema se utiliza sobre todo para uso individual.

El sistema de producción por acumulación, mantienen el agua caliente sanitaria en un tanque acumulador aislado. Este sistema se lleva a cabo sobre todo en aquellos lugares donde es necesario que el uso de agua sea centralizado, por lo que se utiliza sobre todo en edificios públicos y centros comerciales. Entre los aparatos que emplean este tipo de sistemas, se encuentran la bomba de calor y la caldera. Existen distintos tipos de acumuladores:
El acumulador de agua: el funcionamiento es bastante sencillo: almacena en un núcleo de material cerámico el calor que suele ser producido mediante electricidad. Cuántas más horas acumule calor a lo largo del día mejor, más probabilidades de conseguir la energía suficiente para cubrir las necesidades del día.
– El interacumulador de agua: funciona de una forma bastante similar al anterior para conseguir agua caliente sanitaria. La principal diferencia entre ambos tipos aparatos es que el interacumulador incluye en un serpertín integrado, con lo que consigue traspasar el calor del circuito primaria al secundario.
– El acumulador de inercia para calefacción: se utiliza sobre todo en calderas de biomasa, ya que aunque se apague, si necesitamos energía agua caliente sanitaria usa la energía acumulada en el depósito de inercia.

Los sistemas de producción mixtos, son una mezcla del sistema instantáneo y del de acumulación. Obtienen la mayor parte del agua caliente sanitaria por acumulación, pero proporcionan agua por producción instantánea cuando existe un pico de demanda.

Si necesitas más información sobre aparatos para la obtención de agua caliente sanitaria, o deseas adquirir alguno de los aparatos mencionados anteriormente, no dudes en acercarte a cualquier almacén Sanigrif, donde los mejores profesionales resolverán todas tus dudas. ¡Te esperamos!

La calefacción también está en tu smartphone

La revolución tecnológica que está sufriendo el mundo de la telefonía móvil se está postulando a estas alturas como incuestionable. La llegada de redes móviles de datos a los terminales ha causado un auténtico avance en materia interactiva. Con diferentes aplicaciones que optimizan el software y, aupados por la conexión a internet, son innumerables las tareas que se pueden realizar a través de la pantalla del smartphone. Las últimas tendencias del mercado están trasladando la frontera un paso más allá, concretamente dentro de los aparatos del hogar, como ejemplifican los diferentes sistemas desarrollados por Junkers, Saunier Duval, Vaillant y Wolf.

Junkers, filial del grupo Bosch, lanza a su vez el termostato inteligente Easy Control CT 100. ACS y calefacción están disponibles en tu smartphone gracias a la aplicación Junkers Control y gracias al sistema wifi del aparato. Programa, modula y controla la caldera con hasta 5 dispositivos.

El termostato wifi MiGo de Saunier Duval, te permite ajustar con la ayuda de tu smartphone la temperatura y el agua caliente de la caldera. Ofrece también la opción de regulación automática según el tiempo real de la zona donde vives sin importar a la distancia a la que te encuentres de tu casa.

vSmart es el termostato modulante inalámbrico wifi de Vaillant con el que podrás controlar la temperatura de tu hogar con tu smartphone o tableta. Ofrece acceso a más de un usuario a la misma instalación. En caso de corte de luz, trabaja con los últimos parámetros. Además, está especialmente diseñado para usuarios poco avanzados en tecnología.

En el caso de Wolf, podrás usar la app Wolf Smartset para acceder a tu sistema de calefacción. Para poder hacer uso de esta aplicación en tu smartphone necesitarás disponer de un módulo de control ISM7i/ISM7e conectado a su caldera o bomba de calor y un módulo de regulación BM-2 o BM según el tipo de caldera.

El desarrollo llevado a cabo por estas marcas se hace ver como un preludio de lo que será la tecnología del hogar en los años venideros, que aspira a unificar el control de la casa en tu dispositivo o, dicho de otro modo, en la palma de tu mano.

Cómo aumentar la eficiencia energética en nuestro hogar

La eficiencia energética tiene como objetivo principal reducir el consumo de energía y hacer un uso racional de ella. Hay que tener en cuenta que del consumo energético de una vivienda dependen de muchos factores, principalmente el clima de la zona y la calidad de los materiales de la construcción. Según el 10º Índice de Eficiencia Energética en el Hogar realizado por Gas Natural Fenosa sería posible ahorrar hasta un 27,4% de energía si se hace un uso eficiente de ella. En nuestro artículo queremos hacerte partícipe de algunos consejos con los que no solo ahorrarás en tus facturas, sino que además ayudarás al medioambiente.

¿Cómo conseguiremos aumentar la eficiencia energética de nuestro hogar con la calefacción? El primer paso es contar con un buen aislamiento, ya que puede disminuir el coste hasta en un 40%. En el caso de tener un sistema de radiadores se aconseja que no se cubran. Así como también nos ayudará la utilización de termostatos para regular la temperatura de nuestros aparatos. Respecto a las calderas, las más recomendables son las de condensación o baja temperatura. En lo que a climatización se refiere debemos prestar atención a las bombas de calor porque derrochan energía, aunque su eficiencia dependerá del clima local.

El sistema del agua caliente sanitaria también influye en el ahorro energético. Lo ideal es que la longitud de nuestra instalación sea la menor posible y se encuentre aislada térmicamente, ya que tendrá una menor pérdida de energía. La elección de ducharse frente a bañarse y abrir los grifos en frío también colabora con esta tarea.

Es importante comparar las etiquetas energéticas antes de efectuar cualquier compra de aparatos eléctricos. Las calificaciones tipificadas con la letra A y color verde se corresponden con los electrodomésticos más eficientes.

En Sanigrif os recomendamos realizar revisiones para comprobar el buen mantenimiento de las instalaciones detectando y reemplazando en ellas los elementos que hayan quedado obsoletos.

La historia de la calefacción

La historia del ser humano es la historia de sus logros. Todos los grandes descubrimientos del hombre están asociados a sus necesidades y, es posible que, resistir al frío sea una de las más antiguas. Desprovistos del pelaje natural, la humanidad tuvo que improvisar la forma de entrar en calor constantemente. Desde la domesticación del fuego, hace unos 400.000 años, hemos usado la llama para caldearnos de una manera más o menos original.

Sin duda las primeras calefacciones no fueron más que fogatas rudimentarias a la entrada de las cuevas. La necesidad de almacenar el calor pero desechar el humo provocó verdaderas odas al ingenio. El primer sistema moderno de climatización propiamente dicho es grecorromano, al menos del que tenemos constancia, y se sitúa entre el siglo III y I a.C. El denominado Hipocausto consistía en un sistema de quema de combustible que redirigía el humo, por medio de tubos de barro cocido, bajo el suelo y entre muros de las estancias. Con este primitivo suelo radiante los romanos conseguían, no sólo una temperatura en torno a 30 grados, sino también calentar el agua de sus famosas Termas.

Pese a que el sistema se perdió a lo largo de la Edad Media en favor de las chimeneas hogar, hay que destacar que, sin embargo, en la Península Ibérica lo mantuvimos bajo otra denominación: las Glorias. Éstas consistían también en una caldera exterior y canalizadores de humo entre los muros y el suelo que desembocaban en una chimenea y recorrían las estancias.

Aunque en el siglo XVI y XVII aparecieron los primeros manuales sobre estufas, no tendríamos un sistema capaz de rivalizar con los ya mencionados hasta el siglo XX con la llegada de la calefacción central. La Revolución Industrial había introducido al hombre en el manejo del vapor, que comenzó a ser conducido a través de tuberías. El excesivo calor que producía lo llevó, sin embargo, a ser sustituido por sistemas de circulación de agua caliente, el que en muchos casos mantenemos en la actualidad.

Qué es y cómo funciona la aerotermia

Aunque no es estrictamente una novedad, existe un sistema de energía renovable capaz de proporcionar agua caliente, calefacción y climatización que pocos conocen, es la denominada aerotermia. Se trata de una bomba de calor aire-agua que, extrayendo la energía de la temperatura del aire, puede proporcionar calor en invierno, refrigeración en verano y ACS todo el año.

El funcionamiento del aparato se basa en la extracción de la energía térmica, que se encuentra presente en el aire que nos rodea y se puede obtener, incluso, de temperaturas bajo cero. Para épocas gélidas prolongadas suele incorporar una pequeña resistencia que proporcione el calor necesario para que el sistema funcione. Conectado a la corriente eléctrica, es capaz de sintetizar la temperatura exterior convirtiéndola en energía y trasladar ésta al termo de agua, calentándolo, o a la calefacción propiamente dicha.

¿Qué es y cómo funciona la aerotermia?
Se trata de un método de climatización que funciona a la perfección con sistemas de baja temperatura, como puede ser el suelo radiante o radiadores específicos, en los que además de caldear el ambiente pueden enfriarlo. Sin embargo, pese a que existen equipos de aerotermia capaces de calentar agua a altas temperaturas, en los sistemas tradicionales pierde una de sus increíbles ventajas, el ahorro.

El punto fuerte de sistema es, sin duda, su eficiencia económica. La relación gasto-ahorro energético se decanta más por la segunda opción, pudiendo lograr hasta un 30% menos de consumo total. Lo mejor de todo es que al ser una energía renovable que aprovecha el calor supone una opción más que acertada a la hora de instalarla en países como España, cuya temperatura te ayudará a llenarte el bolsillo.

La innovación está bajo tus pies

La construcción de los nuevos parques de viviendas en España está siendo acondicionada con un sistema diferente de calefacción, el suelo radiante. La denominada climatización invisible, además de las ventajas estéticas que aporta, ha sido recomendada por la Organización Mundial de la Salud debido a que su uso no levanta ácaros de polvo ni reseca el aire.

Con un sistema de inducción de calor y de absorción del mismo, podrás usarla tanto en verano como en invierno. La propia naturaleza de la instalación la hace prácticamente imperceptible, siendo la opción más silenciosa y eficiente. Al tratarse de un mecanismo de inercia climática, se calienta gradualmente, la temperatura del agua de los tubos es menor que la de los calefactores, suponiendo un ahorro considerable.

¿Cómo funciona el suelo radiante?

El suelo radiante consiste en un conjunto de tuberías serpenteantes que recorren el suelo de la casa. Para su instalación es preciso colocar antes paneles aislantes cuya función es la de evitar la pérdida innecesaria de calorías hacia abajo. Sobre ellos se ponen en espiral las cañerías calefactoras. Un mortero de cemento especialmente preparado por su conductividad cubre toda la zona. Encima de él se instala el suelo deseado, ya sea cerámica o parqué.

En invierno el agua, a una temperatura de 35-45º, recorre el sistema y caldea gradualmente el suelo y la estancia. En verano, sin embargo, funciona de manera inversa. La temperatura interna varía hasta alcanzar los 16 grados, siendo el suelo el que absorbe el calor de la habitación y lo enfría.

Ahora la pregunta que cabe hacerse es qué ventajas y desventajas tiene el sistema frente al tradicional.

Ventajas:

  • Mucho más saludable, no reseca las mucosas ni el aire.
  • No levanta ácaros del polvo.
  • Menor temperatura del agua y mayor ahorro.
  • Más silencioso.
  • Más estético.

Desventajas:

  • Necesita más tiempo para caldear las estancias.
  • Refresca la temperatura en verano pero no llega al nivel del aire acondicionado.
  • La instalación inicial es más cara.
  • Sus reparaciones son más complejas.

El RITE obliga a revisar tu caldera cada 2 años

Seguramente te haya sucedido que, estando en casa, diferentes instaladores han llamado a tu puerta ofreciéndote sus servicios para revisar la caldera. Pese al extraño abordaje de los técnicos, lo cierto es el Reglamento de las Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) exige realizar una revisión oficial de la caldera de gasóleo doméstica cada año, de gas al menos cada dos años y de los termos de agua cada cinco.

La finalidad del examen es garantizar el perfecto funcionamiento del aparato, evitando su rotura o futuros problemas. Fugas, erosión de componentes o mal funcionamiento a la hora de calentar el agua sanitaria o los radiadores, son algunos de los puntos a evitar. Por ello, en el test se hace hincapié, sobre todo, en la capacidad de combustión de la instalación y el correcto estado de las diferentes piezas de la misma.

La normativa estipula también qué clase de trabajadores están acreditados para hacer la revisión. El servicio técnico oficial de la marca de tu caldera es, quizá, el mejor posicionado para hacer esta labor. También puede realizarla el servicio técnico de la compañía que tengas contratada así como mantenedores cualificados, siempre que cuenten con certificados de Agente de Puesta en Marcha Reparador (APMR).

Debido a esto, debes cerciorarte de los plazos y revisiones que tiene que pasar tu caldera. Así podrás elegir con comodidad qué servicio se ajusta más a tus necesidades para comprobar que todo está en orden en tu instalación.