Entradas

¿Cómo ahorrar en aire acondicionado?

A pesar de que el aire acondicionado se haya democratizado en todos los espacios de vida, tal y como lo demuestra el aumento del 50% del mercado ibérico desde 2013, su utilización puede llegar a ser un verdadero lujo debido al incremento significativo del precio de los gases para equipos de climatización y de la energía eléctrica. En Sanigrif, tenemos buenas noticias: existen algunas recomendaciones a seguir para un uso económico y eficiente. No dejes que tus clientes se resignen al calor, explícales cómo ahorrar en aire acondicionado para el bien de su monedero y del planeta.

 Ahorrar en aire acondicionado

Elegir el aire acondicionado adecuado

Para evitarles malas sorpresas a la hora de recibir facturas, acompaña a tus clientes en la etapa más importante de la instalación: elegir el aire acondicionado apropiado para sus necesidades. Para ayudarlos a tomar la decisión más adecuada, podemos mencionar los criterios siguientes:

  • Características ambientales

Los factores exteriores, tales como la ubicación geográfica o las condiciones meteorológicas, así como constructivas, como la superficie de las paredes, el material de aislamiento o el tipo de techo, entran en juego para definir el aire acondicionado más conveniente. Aunque la lista pueda parecer no exhaustiva, puedes acudir a los servicios de un profesional de Sanigrif para que analice las características del espacio y que ayude a determinar el lugar más apropiado dónde instalar la máquina.

  • Eficiencia energética

Hoy en día, existe en el mercado una amplia gama de aires acondicionados de alta eficiencia energética. Por eso, antes de adquirir el aparato, asesora a tus clientes sobre la eficiencia energética de los equipos para que se adapten a sus necesidades. De ese modo, podrán escoger la máquina que tenga la mejor cualificación, es decir A, A+, A++ o A+++. Las máquinas que pueden instalarse en modo Eco también representan una buena opción ya que esta configuración supone una reducción del consumo energético de hasta un 30%.

Programar la temperatura del aire acondicionado

Después de un día caluroso, algunos tienen la costumbre de programar la temperatura más baja del aire acondicionado al llegar a casa. Sin embargo, es imprescindible definir una temperatura razonable para ahorrar en climatización. Para ello, hay que tener presente de que la temperatura de confort ideal siempre será aquella que no diste más de 12º entre la temperatura interior y la temperatura exterior de la vivienda. Se recomienda que en verano se mantenga entre 24-26º y en invierno entre 18-20º para climas medios.

Mantener el sistema de climatización 

Limpiar regularmente un equipo de climatización es fundamental para garantizar su buen funcionamiento y evitar gastos energéticos innecesarios. En efecto, la acumulación de impurezas obliga a la unidad a consumir más energía para poder refrigerar. Por esa razón, hay que sacar y limpiar los filtros por lo menos dos veces al año. También es necesario mantener la zona limpia de hojas o posibles restos que puedan afectar al buen funcionamiento del compresor o de la unidad exterior. Por último, hacer una revisión anual por un técnico certificado permite detectar la necesidad de hacer cargas adicionales para que la eficiencia de la máquina no disminuya.

En los almacenes Sanigrif, podrás encontrar una amplia gama de aires acondicionados, así como las últimas innovaciones de nuestra marca propia Altech. ¡Te esperamos para ofrecerte la mejor solución!

 

Cómo saber si el aire acondicionado está demasiado frío

Decir que España es un país cálido, en ocasiones, es quedarse corto. Con temperaturas exteriores que en verano hacen superar los 35º en numerosas zonas de la Península, puede ser una actividad hercúlea salir a la calle a determinadas horas del día. La solución básica es la climatización, tanto las casas como las oficinas se han convertido en fresquitos bastiones donde superar el sofocón.

El contraste de ambientes interior y exterior es chocante en exceso y no son pocos los que se quejan de una verdadera atmósfera gélida interior. Todo el mundo se ha disputado el mando del aire, en al menos alguna ocasión, para adecuar la temperatura a sus gustos pero ¿Cuál es realmente la temperatura correcta? ¿Qué normas rigen la climatización de lugares comunes como, por ejemplo, una oficina?

Normativa sobre la temperatura del aire acondicionado

Aunque parezca mentira existe una normativa sobre Seguridad y Salud en los Espacios de trabajo, que ha sido elaborada por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT) con diversas consideraciones al respecto. Este organismo estipula que la temperatura del interior de una oficina nunca deberá ser más baja de 17º y no debe superar los 27º. A pesar de ello, las recomendaciones convienen que una temperatura óptima oscila entre los 24º y los 26º.

Para prevenir contrastes demasiados altos entre el interior y el exterior es recomendable que la diferencia de temperatura no supere los 12º, aunque con unos 5 ya se siente sensación de frescor.

Siguiendo estas pautas, conseguiremos tener el confort que necesitamos sin necesidad de molestar a otros compañeros, poner en riesgo nuestra salud y contribuyendo a mejorar el medioambiente.