Entradas

5 consejos para tener un baño accesible

En Sanigrif pensamos que ya hay suficientes obstáculos, por lo que nos gustaría facilitar la vida a toda persona siempre que esté en nuestra mano, de ahí que hayamos decidido crear esta guía con consejos para tener un baño accesible.
Una vez que tienes claro que quieres tener un baño accesible para todos debes preguntarte exactamente quién lo va a utilizar, para poder enfocar mejor la reforma.
Los 5 consejos para tener un baño accesible:

1. Inodoro: es importante buscar siempre que sea posibles medios que faciliten una mayor autonomía a la persona. Quizá sea suficiente con instalar una barra de apoyo o acercar el inodoro al lavabo para que este último funcione como punto de apoyo. Se recomienda que haya un espacio libre en uno de los laterales de mínimo 80 cm y que la altura del inodoro se encuentre entre los 45 y 50 cm.

2. Lavabo: existen lavabos accesibles, reclinables o con altura ajustable, como el modelo Sanimatic de Sfa. Los parámetros para un lavabo serían de altura máxima 85cm, espacio libre inferior a 70 cm de altura y 50 cm de profundidad. Además recomendamos que el lavabo no tenga mobiliario.

3. Ducha: debe de tener un espacio libre en uno de los laterales de 80cm, al igual que el inodoro. Así como una pequeña pendiente de acceso con una elevación de un 2%. Se recomienda también incluir un pequeño asiento, mejor si es abatible, dentro de la ducha o baño y que no se encuentre a una distancia superior a los 60cm del grifo.

4. Grifería: también es importante si quieres tener un baño accesible. Desde Sanigrif recomendamos la grifería automática, para facilitar su uso. Si te has quedado alguna duda o quieres conocer en profundidad los productos accesibles que ofrecemos, te invitamos a que acudas a nuestros almacenes. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

5. Suelo: debe de ser anticaída, por lo que le recomendamos optar por aquellos que tengan un acabado rugoso. Para las puertas un truco podría ser instalar puertas correderas o bien puertas que se abren hacia afuera, con manilla de fácil manipulación y asegurarnos de que el tamaño del baño tenga unas medidas mínimas para hacer posible la movilidad de las personas en su interior, con un espacio mínimo de 1,50m de diámetro libre de mobiliario.

Además, no solo es importante tener un baño accesible en el hogar, ya que desde 2007 es obligatorio que todas las nuevas construcciones que tengan baños públicos dispongan de seguridad contra accidentes en estos. Y lo será también para todos aquellos que haya sido construidos antes de 2007 que deberán de haber finalizado la reforma de adaptación antes de diciembre de este año.