“Los Principios de comportamiento y actuación son una condición de pertenencia al Grupo, son a la vez simples y exigentes y no admiten lugar a duda.”Pierre-André de Chalendar, Presidente del Grupo Saint-Gobain-.

PRINCIPIOS DE CONDUCTA

El grupo Saint-Gobain considera que los valores fundamentales que vinculen a sus directivos y empleados son el compromiso profesional, el respeto a las personas, la integridad, la lealtad y la solidaridad.

Estos valores constituyen los principios de conducta que forman parte del grupo Saint-Gobain.

El compromiso profesional   separador

El compromiso profesional se caracteriza por la puesta en práctica permanente de las competencias y experiencia adquiridas, haciendo necesaria su actualización. Requiere un compromiso personal y una disponibilidad en el cumplimiento de las tareas confiadas y en la adquisición de los conocimientos necesarios. Implica que todos los empleados deben contribuir eficazmente a respetar el medio ambiente, la higiene y la seguridad en el trabajo.

El respeto a las personas separador

El respeto de las personas es una condición indispensable para el desarrollo individual y profesional de todos. Se aplica a escala mundial dentro del Grupo e implica respetar las diferencias y las culturas de los demás, así como mantener una actitud abierta hacia cualquier origen. Se manifiesta a través de la escucha, la información, la explicación y el diálogo.

La integridad separador

La integridad impone que cada empleado desempeñe sus actividades profesionales con la más rigurosa probidad. No admite ningún compromiso entre los intereses personales y los intereses derivados de la actividad profesional, tanto en el seno del Grupo como cuando se trabaja con colaboradores externos, y ello con total independencia de las prácticas locales. Se han publicado normas detalladas de conducta para algunas categorías de personal cuando la naturaleza de sus responsabilidades así lo requiere.

La lealtad   separador

La lealtad es una exigencia de rectitud en las relaciones con los superiores, colegas, colaboradores y contactos externos. Impide, sobre todo, la búsqueda de fines personales que choquen con los objetivos perseguidos por la compañía y el Grupo. Implica respetar las consignas y normas internas de las empresas del Grupo.

La solidaridad separador

La solidaridad se basa en el espíritu de responsabilidad de cada cual en su entorno profesional para eliminar actitudes individualistas y favorecer el valor del trabajo en equipo y de las aportaciones mutuas. Rechaza los modos de funcionamiento o de gestión que dan prioridad a la satisfacción personal en vez de a los intereses de la compañía y del Grupo.

PRINCIPIOS DE ACTUACIÓN

El grupo Saint-Gobain define los principios de actuación que regulan la actividad de todos sus directivos y empleados en el ejercicio de sus funciones, sea cual fuere el país donde la ejercen.

Estos principios de actuación* contribuyen a la implantación de un desarrollo responsable y duradero, coherente con la estrategia a largo plazo del Grupo.

*Se refiere particularmente a las “Líneas Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales” aprobadas en junio de 2000.

Respeto a la legalidad separador

Las compañías del Grupo aplican siempre las leyes y normativas vigentes en el país o los países donde desarrollan su actividad. En concreto: Prohíben las acciones susceptibles de infringir las normas de la libre competencia. Rechazan toda participación en la financiación de partidos o actividades políticas. Incluso en caso de que la legislación local lo autorice. Rechazan toda clase de corrupción, activa o pasiva, en las transacciones nacionales e internacionales *. Dentro del ámbito de los principios de actuación enunciados a continuación, prohíben además aprovechar deliberadamente las eventuales lagunas o ambigüedades legales y normativas para adaptarse a las prácticas del Grupo.
*Incluidas en el Convenio de la OCDE del 17 de diciembre de 1997 sobre la lucha contra la corrupción de funcionarios públicos extranjeros.

Respeto al medio ambiente  separador

Las empresas del Grupo apoyan una gestión activa de protección del medio ambiente. Practican un modelo de gestión de sus instalaciones, sea cual fuere su lugar de implantación, que permite fijar unos objetivos cuantificables en materia de protección del medio ambiente, así como evaluar y controlar regularmente esos objetivos. Su meta es que los principales indicadores de rendimiento medioambiental de sus instalaciones alcancen el nivel de los de las instalaciones más eficaces del Grupo, incluso superando las exigencias impuestas por la legislación vigente.

Respeto a la higiene y a la seguridad en el trabajo  separador

Las compañías del Grupo se comprometen a adoptar las medidas necesarias para garantizar la mejor protección posible de la higiene y la seguridad en el entorno laboral. Definen una política de prevención de riesgos y se aseguran de su correcta aplicación y control. Aplican dicha política tanto a sus empleados como a los empleados subcontratados, en el marco de sus intervenciones en las instalaciones del Grupo. Su meta es que los principales indicadores en materia de higiene y seguridad laboral de sus instalaciones alcancen el nivel de los de las instalaciones más eficaces del Grupo, incluso superando las exigencias impuestas por la legislación local vigente.

Respeto a los derechos de los trabajadores  separador

Las empresas del Grupo velarán porque los derechos de los empleados se respeten escrupulosamente. Se asegurarán de que exista un diálogo social activo. De forma no limitativa y aunque la legislación local vigente lo autorice: Jamás recurren al trabajo forzado, al trabajo obligatorio o al trabajo infantil*, de forma directa o indirecta, o por mediación de subcontratas en el marco de sus intervenciones en las instalaciones del Grupo. Evitan la práctica de cualquier tipo de discriminación hacia sus empleados, en la selección, de la contratación, durante la ejecución y la terminación de los contratos de trabajo.
*En el sentido de los Convenios aplicables de la Organización Internacional del Trabajo.

Todo de cada uno de los directivos y empleados del grupo Saint-Gobain deben poner en práctica esos principios de conducta y de actuación en el desempeño de su labor profesional.
Cada nivel de responsabilidad- empresa, actividad, delegación, ramificación – debe velar por su correcta aplicación.
Las ramificaciones y delegaciones darán cuenta regularmente a la Dirección General del Grupo del estado de su aplicación.
La Dirección General del Grupo pondrá en marcha acciones de sensibilización y de formación con objeto de promover estos principios en el seno del Grupo, y definirá las medidas necesarias para proceder a los controles y verificaciones que se requieran.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies