Un sistema de calefacción solar es aquel que utiliza la energía del sol para obtener calor o electricidad. Al ser la energía solar una fuente gratuita e inagotable, podríamos ahorrar dinero en nuestra factura eléctrica y de gas. En los períodos más fríos, disponer de un sistema de calefacción es esencial para nuestro bienestar y las fuentes de energía tradicionales pueden ser caras para aquellos con menor poder adquisitivo. Por estos motivos, optar por instalar uno puede ser importante. Para ayudarnos a hacerlo, veamos qué tipos de calentadores hay, qué características tienen y una serie de consejos para tomar la decisión adecuada.

 

Tipos de sistemas de calefacción solar. El termosifón

Un sistema de calefacción solar consta de tres elementos básicos. Primero, el colector o panel termo solar, que capta y transforma la energía solar. Segundo, depósito de almacenamiento, que a su vez puede ser en modo indirecto o directo, en función de si se conecta o no a un sistema de tuberías. Por último, el tercero es el propio sistema de tuberías y bombas. Aunque todos comparten estos tres elementos, podemos hacer una clasificación en activos y pasivos, dependiendo de si usan la energía solar en combinación con otras o no.

 

Activos

Estos utilizan, aparte de la energía solar, una energía alternativa para mover el agua dentro del circuito. Por ejemplo, una bomba de presión. De esta manera, no son sistemas autónomos. A su vez, se divide en dos, el térmico y el fotovoltaico, el primero obtiene calor y el segundo energía eléctrica.

 

Pasivos

Los pasivos no utilizan fuentes de energía externas, sino que se basan en el principio de termosifón (convección), de manera que tienen un funcionamiento autónomo.

Es una técnica de aprovechamiento de la energía solar, que aprovecha el calor conseguido mediante techo y paredes forma una masa térmica en la que la energía se almacena y se transfiere a la vivienda. Mediante tecnologías de construcción se transforma el calor y se utiliza sin necesidad de otros dispositivos, de manera que tiene un funcionamiento autónomo. Cabe señalar el auge de las denominadas casas pasivas, o Passivhaus, las cuales obtienen el calor que se produce a través de la luz y la radiación solar que entra por las ventanas; el que generan los electrodomésticos o, incluso, el propio calor corporal humano. No es necesario, por tanto, un sistema de calefacción asistido.

 

Hay que tener en cuenta que ambos sistemas tienen una serie de ventajas, como la fuente inagotable de energía, su idoneidad para zonas aisladas, su fácil mantenimiento o que solo exigen una inversión inicial.

 

Consejos para elegir una estación solar integrada o un sistema de drain-back

Instalar uno u otro dependerá del coste que queramos asumir o del tipo de vivienda. Por eso ofrecemos una serie de recomendaciones para ayudar en la decisión. Aunque ambos sistemas suponen un ahorro considerable en la factura eléctrica y de gas, conviene conocer las diferencias entre ellos para tomar la decisión más adecuada a nuestro caso. Por tanto, lo mejor es contactar con un profesional de Sanigrif que pueda asesorarnos en el proceso de elección de la estación solar integrada o del sistema de drain-back más adecuado.

 

En primer lugar, hay que tener en cuenta que el sistema activo (drain-back) ofrece una potencia mayor que el pasivo (termosifón) debido a que optimiza la captación y el transporte del calor. Por este motivo, si la vivienda precisa de una potencia elevada, quizá sea más conveniente esta opción (drain-back). Por otro lado, la inversión del pasivo es menor, al no requerir un sistema de energía externo añadido para funcionar, algo a tener en cuenta si contamos con un presupuesto limitado.

Quizá lo mejor sea realizar un estudio de coste-beneficio que permita conocer qué sistema de calefacción solar necesitamos, cuánto queremos gastar, dónde y cómo vamos a instalarlo o quién va a llevarlo a cabo. La última pregunta puede que sea la más importante.

 

En Sanigrif tenemos un amplio catálogo de vinculado con las energías renovables, completamente adaptado y preparado para ofrecer todas las soluciones que tus proyectos necesiten. También tienes a tu disposición una Oficina Técnica que te asesorará y ayudará en tus estudios, memorias y pliegos técnicos, valoraciones económicas, y en el seguimiento y control de proyectos de obras e instalaciones.

La aerotermia es un sistema tecnológico que une electricidad, mecánica y química para extraer la energía del aire exterior. En el siguiente artículo explicamos las ventajas que ofrece y cuáles son los grandes beneficios de su utilización.

 

¿Qué es la aerotermia?

La aerotermia es un sistema que utiliza una bomba de calor para transferir el aire que extrae del exterior hacia las habitaciones de la vivienda o a instalaciones de agua corriente. Está considerada una energía renovable, con una alta eficiencia energética y un bajo impacto medioambiental. Además, la técnica de extraer el aire del exterior es gratuita y solo será necesario pagar por el consumo eléctrico del compresor.

Utiliza el ciclo frigorífico directo para refrigerar y el inverso para producir calor y agua caliente. El funcionamiento de este método de energía requiere de varios elementos. En primer lugar, el acceso al aire exterior y a la energía eléctrica es indispensable. Para que podamos explotar todo el potencial del sistema, es conveniente colocar radiadores especiales de baja temperatura o suelo radiante. No obstante, es recomendable el asesoramiento de un técnico profesional de Sanigrif para barajar diferentes productos.

 

¿Por qué la bomba de calor de aerotermia tiene un rendimiento tan alto?

Instalar aerotermia favorece el ahorro en el suministro de calefacción y aire acondicionado porque sustituye a otros métodos tradicionales que consumen más. Se estima que tiene un rendimiento de un 400% superior al de una caldera. Los equipos innovadores que utilizan este sistema están diseñados para aprovechar al máximo la energía calorífica del aire de su entorno.

 

La aerotermia es capaz de extraer hasta un 77% de energía del aire y aprovechar la temperatura del aire para crear calefacción y/o agua caliente debido a sus altas prestaciones.

 

Estas máquinas impulsadas con energía verde proporcionan tanto frío como calor y pueden instalarse en una vivienda, oficina o centro comercial sin modificarse sus prestaciones. Aunque será necesario realizar una inversión inicial, en poco tiempo se verá recuperada con la disminución en las facturas eléctricas y de gas.

 

Ventajas de la aerotermia

Son muchas las ventajas que produce este sistema de frío y calor ecológico:

1. Una de las más importantes es la simpleza en su mecánica y mantenimiento.

2. Reparte las calorías y frigorías de forma uniforme por todas las estancias o edificios.

3. Su consumo es mucho más bajo que otros sistemas de calefacción.

4. No expulsa CO2 y, por tanto, es sostenible.

5. Es muy segura porque no existen humos ni residuos. Además, no se produce combustión porque no hay caldera.

 

Existen diferentes modelos de reconocidas marcas como Daikin, Panasonic, Thermor, Vaillant, con diferentes características las cuales deben adecuarse a las necesidades del usuario. Gracias al Servicio Técnico de Sanigrif será tarea fácil adquirir una bomba de calor de aerotermia que mejor se adapte al proyecto y necesidades del cliente. Consulta en nuestras tiendas Sanigrif y red comercial toda la gama de bombas de calor que tenemos para ofrecerte.

Los Edificios de Consumo de Energía Casi Nulo son la tendencia actual del sector de la construcción en nuestro país. Tras las últimas noticias que hablan del problema del cambio climático y con la reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera como principal objetivo mundial, reducir el consumo de energía en las viviendas es una necesidad cada día más urgente.

En este sentido, y en lo que se refiere al sector de la construcción, la normativa actual es cambiante, en busca de adaptarse a la situación. Con ello surgen cada día nuevas tendencias en sistemas de instalaciones térmicas de calefacción y agua caliente sanitaria y en sus diseños.

Actualmente, existen multitud de soluciones técnicas en sistemas de calefacción y agua caliente sanitaria para incorporar a las edificaciones, los cuales han llegado a alcanzar un importante ahorro energético y consiguen transformarlas en Edificios de Consumo de Energía Casi Nulo, siendo los sistemas de aerotermia los que destacan.

Sistemas de aerotermia

En las viviendas de nueva construcción, la tendencia actual pasa por la instalación de sistemas de aerotermia, dado que su tecnología reversible permite satisfacer tanto la demanda de agua caliente sanitaria como las demandas de climatización. Son sistemas con alta eficiencia energética, simples de instalar, compatibles con otros sistemas y están considerados como generadores de energía renovable.

La aerotermia puede llegar a proporcionar unos mayores niveles de confort, de ahorro, y a su vez, una tecnología eficiente y respetuosa con el medio ambiente. Este tipo de sistemas ahorran de media en torno al 60 % de electricidad debido a que utilizan un 75 % de energía renovable y un 25 % de energía eléctrica.

Basan su funcionamiento en la extracción de la energía almacenada en el aire en forma de calor, la cual absorben mediante una bomba y transmiten posteriormente a un circuito con gas refrigerante donde se produce el intercambio de calor. Allí se obtienen tanto el frío como el calor o el agua caliente. Pueden ser utilizados en cualquier zona climática, siendo menos eficientes en zonas frías al necesitar un aporte de energía eléctrica mayor.

Dado que el sistema es totalmente reversible, podemos utilizarlo como calefacción en invierno y, al extraer el calor del aire y enviarlo al exterior, podemos usarlo también como aire acondicionado, proporcionando frío en verano.

Caminamos hacia un futuro en el que cada vez dispondremos de nuevas tecnologías más eficientes. Nos aportarán poco a poco mejores soluciones para la consecución de la meta marcada de la reducción de emisiones de CO2 con Edificios de Consumo de Energía Casi Nulo y, sobre todo, nos aportarán un mayor confort.

 

Descubre en Sanigrif toda la gama de bombas de calor que ponemos a tu disposición para ofrecerte la mejor solución a tus proyectos.

La mayoría de la superficie de nuestro mundo, unas tres cuartas partes, está cubierta de agua. Esta particularidad lo ha dotado de vida y otorgado el sobrenombre de planeta azul. Pese a ello, sólo un 3% de la misma es dulce, preparada para el consumo. Aún con el pequeño porcentaje que representa, la totalidad de los ecosistemas terrestres la necesita para su supervivencia. Esto la convierte en un recurso valioso y elemental que está, sin embargo, al borde de la extinción.

El aceleramiento del cambio climático, el crecimiento desmesurado de la población y la limitada acción de recuperación del ciclo del agua dan como resultado su escasez paulatina. Pequeñas acciones cotidianas pueden suponer un gasto excesivo o un ahorro significativo. Así, al tirar de una cisterna convencional estamos desperdiciando de 8 a 10 litros, 95 en una sola ducha de cinco minutos.

Sé eficiente con el uso del agua

Por ello, desde Sanigrif Thisa proponemos una utilización responsable de los recursos del planeta. En todos nuestros puntos de venta te ofrecemos una amplia gama de productos destinados a hacer un uso más eficiente del líquido elemento.

Entre las innovaciones que desarrollan nuestras principales marcas podrás encontrar cisternas de doble carga, grifería reductora de caudal, rociadores de bajo consumo y hasta un lavabo-inodoro que reutiliza el agua.

Sabemos que cada gota cuenta y estamos convencidos de que cuidar el medioambiente es cosa de todos. Así, abogamos por administrar de forma sensata el agua que consumimos. Invertir en el planeta es invertir en el futuro.