Un sistema de calefacción solar es aquel que utiliza la energía del sol para obtener calor o electricidad. Al ser la energía solar una fuente gratuita e inagotable, podríamos ahorrar dinero en nuestra factura eléctrica y de gas. En los períodos más fríos, disponer de un sistema de calefacción es esencial para nuestro bienestar y las fuentes de energía tradicionales pueden ser caras para aquellos con menor poder adquisitivo. Por estos motivos, optar por instalar uno puede ser importante. Para ayudarnos a hacerlo, veamos qué tipos de calentadores hay, qué características tienen y una serie de consejos para tomar la decisión adecuada.

 

Tipos de sistemas de calefacción solar. El termosifón

Un sistema de calefacción solar consta de tres elementos básicos. Primero, el colector o panel termo solar, que capta y transforma la energía solar. Segundo, depósito de almacenamiento, que a su vez puede ser en modo indirecto o directo, en función de si se conecta o no a un sistema de tuberías. Por último, el tercero es el propio sistema de tuberías y bombas. Aunque todos comparten estos tres elementos, podemos hacer una clasificación en activos y pasivos, dependiendo de si usan la energía solar en combinación con otras o no.

 

Activos

Estos utilizan, aparte de la energía solar, una energía alternativa para mover el agua dentro del circuito. Por ejemplo, una bomba de presión. De esta manera, no son sistemas autónomos. A su vez, se divide en dos, el térmico y el fotovoltaico, el primero obtiene calor y el segundo energía eléctrica.

 

Pasivos

Los pasivos no utilizan fuentes de energía externas, sino que se basan en el principio de termosifón (convección), de manera que tienen un funcionamiento autónomo.

Es una técnica de aprovechamiento de la energía solar, que aprovecha el calor conseguido mediante techo y paredes forma una masa térmica en la que la energía se almacena y se transfiere a la vivienda. Mediante tecnologías de construcción se transforma el calor y se utiliza sin necesidad de otros dispositivos, de manera que tiene un funcionamiento autónomo. Cabe señalar el auge de las denominadas casas pasivas, o Passivhaus, las cuales obtienen el calor que se produce a través de la luz y la radiación solar que entra por las ventanas; el que generan los electrodomésticos o, incluso, el propio calor corporal humano. No es necesario, por tanto, un sistema de calefacción asistido.

 

Hay que tener en cuenta que ambos sistemas tienen una serie de ventajas, como la fuente inagotable de energía, su idoneidad para zonas aisladas, su fácil mantenimiento o que solo exigen una inversión inicial.

 

Consejos para elegir una estación solar integrada o un sistema de drain-back

Instalar uno u otro dependerá del coste que queramos asumir o del tipo de vivienda. Por eso ofrecemos una serie de recomendaciones para ayudar en la decisión. Aunque ambos sistemas suponen un ahorro considerable en la factura eléctrica y de gas, conviene conocer las diferencias entre ellos para tomar la decisión más adecuada a nuestro caso. Por tanto, lo mejor es contactar con un profesional de Sanigrif que pueda asesorarnos en el proceso de elección de la estación solar integrada o del sistema de drain-back más adecuado.

 

En primer lugar, hay que tener en cuenta que el sistema activo (drain-back) ofrece una potencia mayor que el pasivo (termosifón) debido a que optimiza la captación y el transporte del calor. Por este motivo, si la vivienda precisa de una potencia elevada, quizá sea más conveniente esta opción (drain-back). Por otro lado, la inversión del pasivo es menor, al no requerir un sistema de energía externo añadido para funcionar, algo a tener en cuenta si contamos con un presupuesto limitado.

Quizá lo mejor sea realizar un estudio de coste-beneficio que permita conocer qué sistema de calefacción solar necesitamos, cuánto queremos gastar, dónde y cómo vamos a instalarlo o quién va a llevarlo a cabo. La última pregunta puede que sea la más importante.

 

En Sanigrif tenemos un amplio catálogo de vinculado con las energías renovables, completamente adaptado y preparado para ofrecer todas las soluciones que tus proyectos necesiten. También tienes a tu disposición una Oficina Técnica que te asesorará y ayudará en tus estudios, memorias y pliegos técnicos, valoraciones económicas, y en el seguimiento y control de proyectos de obras e instalaciones.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *