Una cortina de aire es un dispositivo de ventilación que se instala sobre puertas y ventanas de grandes dimensiones. Gracias a este mecanismo, creamos una barrera invisible que sirve para dividir dos ambientes, de manera que no impide la circulación de las personas.

 

Al fusionar ambientes, las cortinas de aire impiden las pérdidas de calor o de frío, ya que, sin ellas, el aire climatizado que se encuentra en el interior de una estancia se perdería ante la apertura constante de la puerta sobre la cual se ubica.

 

El funcionamiento de este aparato se basa en la entrada de aire a través de una rejilla, el cual es comprimido gracias a unos ventiladores internos para, finalmente, ser expulsado a través de una salida orientada hacia el acceso donde se necesita la cortina.

 

Ventajas de instalar una cortina de aire

Es muy común la utilización de las cortinas de aire cuando, por cuestiones referentes a la logística, necesitamos que las puertas permanezcan abiertas durante largos períodos de tiempo. Lugares como locales comerciales, grandes almacenes, hoteles, tiendas y centros comerciales recurren a la utilización de estos modernos mecanismos, especialmente cuando se trata de puertas automáticas ubicadas en lugares de acceso público que están siendo abiertas constantemente.

 

Para este tipo de casos, una cortina de aire es la solución más inteligente, ya que incide directamente en el ahorro energético al impedir que el calor (o el frío) interior escape al exterior. De esta manera, podemos controlar en mayor medida la temperatura, lo que incrementa la sensación de confort térmico dentro de la estancia, a la par que elimina las corrientes de aire.

 

Nuestro catálogo de productos

En Sanigrif ofrecemos a nuestros clientes un amplio abanico de productos relacionados con la climatización y adaptados a las necesidades de cada consumidor. Entre los tipos de cortinas de aire, podemos destacar los dispositivos de funcionamiento continuo (accionados manualmente o con mando a distancia) y los que disponen de sensor de movimiento.

 

Estos equipos tienen la misma apariencia que un aparato de aire acondicionado, por lo que su estética es ideal. Algunos funcionan con batería de agua y, dependiendo del tamaño, pueden ser tipo murales (perfectos para ser instalados en puertas grandes) o más pequeños, los cuales nos resultarán más rentables para espacios reducidos.

 

Por otro lado, contamos con modelos de expulsión del aire de manera horizontal o vertical. La mayoría de ellos también incorporan una resistencia que se ocupa de calentar el aire.

 

Acércate a tu almacén Sanigrif más cercano y déjate asesorar por uno de nuestros expertos profesionales para ofrecerte la mejor solución para tus proyectos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *