Todo lo que necesitas saber sobre la normativa ErP

Desde septiembre de 2015, la UE ha impuesto una normativa sobre diseño ecológico y etiquetado energético más conocida como normativa ErP (Energy Related Products). La ErP establece los requisitos mínimos medioambientales de todos los productos que consumen energía para que puedan ser vendidos e instalados en la Unión Europea. Todos los productos que lo cumplan llevarán la marca CE, que significa “Conformité Européenne” o de Conformidad Europea.

La normativa ErP afecta tanto a equipos de calefacción (calderas de gas y gasóleo, bombas de calor y calderas de cogeneración de menos de 400 kW) como a equipos de ACS (termos eléctricos, calentadores instantáneos de gas, acumuladores y equipos de energía solar de menos de 2000 litros).

¿Cómo te afecta la normativa ErP si eres instalador?

Estás obligado a instalar únicamente productos que cumplan con la normativa. Así como conocer cuáles pueden ser legalmente instalados e informar de ello al usuario para que conozca sus opciones. En el caso de que vayas a instalar varios productos en una misma vivienda, deberás de calcular la eficiencia energética del conjunto y su etiqueta energética.

¿Y si eres fabricante?

En este caso, la normativa ErP te obliga a que fabriques productos acordes a la normativa. Asimismo, debes proporcionar el etiquetado energético en todos los productos. En el caso de que también fabriques calderas de gas o gasoil, deberás únicamente fabricar equipos de alta eficiencia. 

Una de las obligaciones de la normativa ErP es que todos los productos de calefacción y/o producción de ACS deben llevar una etiqueta energética. Debe de identificar con una letra y color el nivel de eficiencia del equipo. La mejor calificación será representada con A++. Con esta normativa, la calificación mínima es la B. Estas etiquetas mostrarán también el nivel de ruido medido en dB. Existirá un límite máximo de ruido para las bombas de calor.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *