Guía para elegir mampara de ducha

Antes de elegir una mampara de ducha, es importante conocer cuáles son las diferentes opciones que podemos encontrarnos en el mercado. La mampara de ducha se convierte en la mejor elección a largo plazo si se pretende evitar, por un lado el moho que puede ocasionar una simple cortina y, por otro, aislar nuestro baño del agua.

El primer paso a seguir es conocer los tipos de puerta de mampara de ducha que existen. Aquí te hablamos de los principales:

  • La puerta corredera. Es la opción más elegida debido a los elementos que la componen; una puerta fija y otra que se desliza. Con ella rara vez tendremos escapes de agua.
  • La puerta abatible. Se compone de una mampara de ducha que se abre, principalmente hacia fuera. Este tipo de puerta es recomendable, sobre todo, para casos de movilidad reducida. El problema de éstas es que solo pueden colocarse en baños con bastante espacio alrededor. Una de sus ventajas, por ejemplo, es que permite una fácil limpieza.
  • La puerta plegable. Ahorra espacio ya que la parte frontal es retráctil, dividiéndose en dos partes, lo que no permite mucho hueco de entrada.

El segundo paso es fijarse en las medidas del baño. Si el espacio es reducido se recomienda usar puertas de apertura angular, correderas o paneles.

En tercer lugar hay que tener presente qué personas van a utilizarla. Si va a ser usada por personas con movilidad reducida, la mejor opción es que la mampara tenga puertas que permitan un espacio amplio a la entrada del plato y sean de fácil apertura. Si los usuarios son niños es aconsejable instalarlas, además de con fácil apertura como en el caso anterior, resistentes a los golpes. Cuanto más grosor tenga más resistente será.

El siguiente punto a tener en cuenta es la ubicación de la ducha dentro del baño. Si está entre tres muros la puerta frontal debería ser corredera, plegable o abatible. Si, por el contrario, está únicamente entre dos, la opción más aconsejable sería una puerta fija.

Por último tendremos que seleccionar el material de la mampara. Podemos optar por cristal templado o de panel acrílico. Lo más recomendado, por su seguridad, es el cristal templado. Esto es debido a que, en el caso de rotura, se fragmenta en multitud de cristales con el borde redondeado para evitar causar daños.

Si tienes alguna duda o quieres más información sobre mamparas no dudes en acercarte a nuestros almacenes, donde nuestros profesionales estarán encantados de ayudarte. ¡Te esperamos!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *