El RITE obliga a revisar tu caldera cada 2 años

Seguramente te haya sucedido que, estando en casa, diferentes instaladores han llamado a tu puerta ofreciéndote sus servicios para revisar la caldera. Pese al extraño abordaje de los técnicos, lo cierto es el Reglamento de las Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) exige realizar una revisión oficial de la caldera de gasóleo doméstica cada año, de gas al menos cada dos años y de los termos de agua cada cinco.

La finalidad del examen es garantizar el perfecto funcionamiento del aparato, evitando su rotura o futuros problemas. Fugas, erosión de componentes o mal funcionamiento a la hora de calentar el agua sanitaria o los radiadores, son algunos de los puntos a evitar. Por ello, en el test se hace hincapié, sobre todo, en la capacidad de combustión de la instalación y el correcto estado de las diferentes piezas de la misma.

La normativa estipula también qué clase de trabajadores están acreditados para hacer la revisión. El servicio técnico oficial de la marca de tu caldera es, quizá, el mejor posicionado para hacer esta labor. También puede realizarla el servicio técnico de la compañía que tengas contratada así como mantenedores cualificados, siempre que cuenten con certificados de Agente de Puesta en Marcha Reparador (APMR).

Debido a esto, debes cerciorarte de los plazos y revisiones que tiene que pasar tu caldera. Así podrás elegir con comodidad qué servicio se ajusta más a tus necesidades para comprobar que todo está en orden en tu instalación.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *